17 junio, 2016

Regalemos kamaní


                                                Regalemos kamaní


Con motivo de mi participación en Punto Quebrado, las huellas del éxodo, en Málaga tuve la oportunidad de mostrar los relatos de personas valientes y generosas de corazón que sin pedir nada a cambio se embarcaron a dar calor y amor a tantos refugiados que están llegando a nuestras fronteras europeas.

Esos relatos sumados a otros tantos queremos sacarlos en un libro y la venta del mismo junto con otras acciones que reviertan íntegramente en los que más lo necesitan. 

Ahora mismo mi amiga Nur Kas está dando todo lo mejor de sí nuevamente en tierras griegas. Ella hoy ha publicado unas imágenes rodeada completamente de niños que han y están sufriendo lo indecible sólo necesitan una pequeña muestra de cariño para que le entreguen todo su amor. ¿Seremos capaces el resto de continuar dándoles amor y conseguir integrarlos, y que se desarrollen como personas dignas que son?.
En una lengua del amazonas del Perú, formada por muy pocos quechuaparlantes, y compuesta por pocos vocablos  kamaní  significa "dignidad". Me resulta curioso que no se olviden de algo tan importante en su lenguaje. ¿Será que en el nuestro sobran demasiadas palabras y hacen falta más hechos? Os dejo esta reflexión.