23 diciembre, 2017

Una Cena de Navidad muy Familiar y Peculiar


Resultado de imagen de mesa de navidad dibujos de terror


Una cena de Navidad muy Familiar


Todavía me pregunto porqué acudí a aquella cena y la única explicación razonable que encuentro, no es otra, que la de servir de voz narrativa a este escrito.
Aunque soy, de los que  opinan,  que nada es comparable como vivir las cosas uno mismo, hoy mi experiencia también me servirá para construir las líneas de la  extensa columna que como cada viernes hago en el periódico.
Pero  por encima de  todas las cosas, porque no sé dónde se mete a veces la inspiración si  quiero cobrar a final de mes.
 Aunque con certeza, conociendo bien ahora a mi familia,  pienso que aquella noche fui testigo de “todo” sólo para aprender la lección.
Debo también de añadir que no me la hubiese perdido por nada del mundo.
Eso sí, de ser hoy, iría bien equipado, con una cámara camuflada en mis gafas, o en el ojal de la chaqueta.  
Seguramente,  también,  aconsejado por mi amiga Clara, que de estas cosas entiende mucho, consciente de todos los trucos que usan sus clientes para grabar cuando acuden a sus sesiones de espiritismo, o mejor aún, le hubiese pedido que nos acompañara.
¡Pero con seguridad no hubiese ocurrido nada entonces!

En verdad el interés nació de inmediato, cuando recibí la tarjeta de felicitación  de Tía Augusta y Tío Alfred junto con una elegante invitación a la Cena de Noche Buena, haciéndola también extensible a  mi madre.
Tanto mi madre como yo  habíamos dejado de acudir los dos últimos años  a cualquier celebración  que por parte  de mi difunto padre hiciera su familia ya que no pertenecemos en modo alguno a “esa clase”, o al menos eso era lo que pensábamos en esos momentos.

Resultado de imagen de dibujo de avión navidadEstas fechas las reservaba para poner kilómetros de por medio y coger  algún vuelo que me llevase a alguna estación de esquí no muy lejana.





Aparentemente dirían ustedes que hasta aquí, todo normal, -es verdad- si no tenemos en cuenta que tan sólo hacía ocho meses  que mi madre les había llevado  flores a su tumba.

En un primer momento la extrañeza me llevó a pensar que debía de tratarse de un nefasto error, y que aquella carta por algún oculto misterio debía de haberse extraviado o bien quedado olvidada y dormida, dentro de alguna de las innumerables sacas de la Estafeta de Correos del año anterior.
Pero al abrirla y  leerla detenidamente salí inmediatamente de esa confusión para meterme en una duda aún mayor. Advertí con estupor que la felicitación  iba firmada de puño y letra “por ellos” y fechada a “quince de diciembre de 1982”, a tan sólo cinco días.
El frío de la calle atravesó  las paredes de la  casa,  como si fuesen de papel,  metiéndose de golpe en mis huesos haciéndome desde entonces compañía.

-¿Mamá qué hacemos, cómo puede ser esto? Como de costumbre acudí a ella -que siempre había demostrado ser una mujer lista y práctica-.

- Hijo yo iría -como se dice normalmente con los ojos cerrados-, aunque tan sólo sea por volver a comer beluga y por verles de nuevo las caras a tus primos- pero eso sí, en cuanto entrara a la casa no los volvería a cerrar hasta la salida.

-De tal modo que me vi obligado a cancelar mi escapada, y averiguar de qué demonios se trataba todo aquel enredo.


 Resultado de imagen de escenas de navidad dibujos

Habían llegado las  nieves  a la ciudad, y le daba  un  aspecto de un  enorme espectro fantasmal, tan sólo  levemente roto con el encendido de las luces blancas y doradas de variados tamaños y repetidas  formas.

Como de costumbre en aquella casa, se mantenían las tradiciones, y a la puerta de la cancela junto al majestuoso y centelleante  árbol de Navidad, nos esperaban para darnos  la bienvenida, Jacinta, la leal  ama de llaves junto con su marido, ambos impecablemente vestidos con sus ropas de servicio.

Al entrar en esa casa  me vinieron a la cabeza multitud de recuerdos de mi infancia y un olor profundo  a rancio y  a muerto me acompañaría flotando  durante toda la noche  – miré a mi madre de soslayo, intentando hacerla  cómplice de todo aquello-.

No salió nadie más a recibirnos, y se me antojó en ese mismo momento que me había equivocado con la elección.
Nos invitaron a entrar al salón-comedor, y dejamos los abrigos en el vestíbulo.
Para cuando abrieron las puertas correderas,  mi madre se había enganchado a mi brazo, permaneciendo  los sirvientes detrás de ellas.

Mis tres primos ocupaban sus sillas contiguas. Junto a una enorme mesa ovalada estaban dispuestas las ocho sillas. A ambos extremos de la mesa y  presidiendo la cena los anfitriones, mis tíos, con elegantes trajes de gala, colgados de las paredes en ambos   cuadros de proporciones casi reales y firmados por alguien para mí muy querido,  ocupando los huecos que dejaban sus sillas vacías.

En ese  instante un escalofrío me recorrió el cuerpo. ¿Qué demonios era toda aquella parafernalia?.

Resultado de imagen de escenas de navidad dibujos



Mi madre y yo tomamos asiento al unísono, sin dejar de mirar para la silla que quedaba vacía a nuestra derecha, todo aquello empezaba a convertirse en una broma muy macabra.
Asentimos con la cabeza a modo de saludo hacia mis primos, lo intentamos pero no nos salían las palabras. Al final de un instante conseguí soltar un titubeante y ahora qué”.

A lo que mi primo Jeremy  -que a juzgar por su lozanía cualquiera hubiera dicho que habría hecho un pacto con el  Diablo - me contestó, - ahora espera y verás- que disfrutéis de la cena…-

Abrí los ojos tanto como pude, y tragué saliva. Las copas de fino cristal ya servidas empezaron a atravesar la mesa flotando levente sobre el mantel de hilo, dirigiéndose hacia el centro,  para terminar chocándose suavemente con un brindis encima de un  enorme frutero rebosante de las más exóticas piezas. Para volver de inmediato con cada comensal de la mesa.

Caramba, -qué susto-. Mi madre y yo nos dimos la mano por debajo del mantel, tan fuerte que nos hicimos daño.  El caso es que sabíamos que era una familia rara, pero nunca hubiésemos pensado que tanto y mucho menos de ese tipo.
Mi padre me contaba cosas de pequeño, que si esto del abuelo, que si aquello del tío, y tanto mi madre como yo asentíamos con amabilidad y complacencia, sin prestarle la debida atención, pero al ver aquello empecé a entender a qué era verdaderamente a lo que se refería.  Las piezas empezaron a encajar cada una en su sitio.

Y ahora qué – volví a repetir- siendo lo único que podía articular aquella noche.

Ahora -dijo mi prima Enriqueta, la más pequeña – a cenar, y a disfrutar de la familia.



Y eso hicimos…, disfrutar lo mejor que supimos. No puedo ni debo contaros más, no tengo permiso, ningún testigo,  ni modo alguno de  demostrarlo y porque diga lo que diga pensaríais  que es producto de mi imaginación o se trate de algún cuento chino.

He de confesaros que desde entonces no he dejado de visitar aquella casa, unas veces con mi madre y otras sólo. Todo esto ha hecho que acortemos distancias y nos soportemos un poco más. Confío ver a todos de nuevo algún día…  pero si hay algo que ya no olvido es que a esa peculiar familia pertenezco “yo”.



 Resultado de imagen de dibujo de chico guiñando un ojo




15 noviembre, 2017

ELEANOR ROOSEVELT, una firma de paz





Con éste nombre se da a conocer la exposición que rinde homenaje a una gran mujer. Eleanor Rossevelt y a la Declaración Universal de los DD.HH. de París de 1948, un proyecto formado por el colectivo "Quinta Línea".
Comisariado por Amalia Campos, con la participación de:



Antonia Valero
Concha Mayordomo
Yolanda Lalonso
María Ortega
 Amalie Leschamps


















Este proyecto original de Amalia Campos ha sido cedido a la Asociación Blanco Negro y Magenta para poder ampliarlo, exponerlo, utilizarlo para los fines que fué creado y requiere la supervisión de su autora. 












23 octubre, 2017

Exposición Mujeres encarceladas, LECRÁC BNM Ana Frank

Resultado de imagen de mujeres encarceladas blanco negro y magenta



Mañana martes 24 se acaba la exposición:


Antes de que se plieguen, se embalen y transporten a Madrid, para seguir su periplo por la UNED y sus nuevos destinos, tengo la necesidad de asistir y verla con mis ojos.

Que una cárcel como la de Palencia se haya convertido en un Centro Cultural no creo que haya sido por mera casualidad. 
Que la primera exposición de la Asociación de artistas feministas "Blanco Negro y Magenta" se llame Mujeres encarceladas, entre otras muchas, y se haga allí tampoco.

Hace tiempo que entendí que las casualidades no existen. Que es fruto del trabajo y de estar en el momento oportuno trabajando también. Para mí, personalmente, también se atan cabos, por eso mañana a primerísima hora, y a solas, me iré conduciendo con el convencimiento de que voy a encontrarme con una experiencia enriquecedora de las que te llenan o rellenan el interior dándote tregua para seguir con tu día a día. 

Os dejo el catálogo completo, espero os guste. Yo participo con  "Gevangenis" en homenaje a Ana Frank. 

Aunque a los que vivís en Madrid, cuando esté montada aquí os invito a que no os las perdáis en directo.








05 agosto, 2017

SHAME


Vergüenza.
Éste es el nombre que le he dado a mi obra para participar en el proyecto de Line Dufour, Fate, Destiny and Self Determination: An international tapestry project.

https://www.facebook.com/Fate-Destiny-and-Self-Determination-An-international-tapestry-project-194385150700425/

El muro de Trump pero también el espacio natural de Siux, Arapajóes y más poblaciones autóctonas indígenas indias. 



Espacio de sangre que conforman las dos banderas. 

Que de hacerse,  la Humanidad seguirá,  mucho por aprender y derribar.



23 mayo, 2017

CEGUERA




-Dicen que todas las despedidas son tristes. Pero no es verdad.
-¿Definitivamente te vas?
-Si.                                                   
-¿Por cuánto tiempo?
-Por años
-Entonces... lo nuestro …
-Clara, sabes que lo nuestro no duraría mucho, confórmate con estos dos años.
-Hablas como si no te importase…
-que es eso, que nunca entraste en  mis planes. Esta oportunidad no la puedo desaprovechar. Trabajar en la Nasa no es cualquier cosa, sólo unos pocos lo consiguen. Era mi sueño desde pequeño.
-Ya..., pero yo podría irme contigo. A mí no me importaría dejar mi trabajo para irme contigo. Pedro, estos dos años han sido los más felices de mi vida. Nunca había conocido una persona como tú. Yo te quiero.
-No te prometí nada. Confórmate. Es mejor. Piensa en que es una oportunidad también para ti. Para empezar de cero.

Clara hace esfuerzos  para que su rostro no refleje  el estado desmembrado en que se encuentra, sin que sus ojos suelten todo el dolor contenido.  Mira perdida por la ventanilla del coche  y sus dedos se mueven inquietos apretando con fuerza el lóbulo de su oreja izquierda.

-¿Y si busco trabajo allí?. Las enfermeras españolas estamos muy bien valoradas en todas partes. Y Podría ayudarte a buscar casa. Y no tendríamos que separarnos.Y no tendrías que irte sólo.

-Si eso es lo que quieres de verdad, lo que te hace feliz, piénsatelo bien, no me importa que me acompañes. Puedes venirte. Aunque ya te digo de antemano que yo estaré trabajando y puede que no encuentres trabajo. ¿Cómo vivirías allí? ¿De qué comerías? A los dos días tendrías que volverte.

El rostro de Clara se recompone al instante y un intenso brillo se instala en sus ojos. Le retira la mano derecha del volante, se la lleva a la boca, dejándosela marcada por el carmín de sus labios.


05 abril, 2017



A mi amado y sus campos de girasoles



El Astro,

en los extensos terrenos,
forman un único manto blondo.

Anhelo retroceder a esa primera tarde,
cuando te observo bajo la copa del viejo sauce,  
cercenando la inmensa cortina amarilla con tus manos,
recias con los girasoles,
tersas y obedientes tocando mi piel.


Ahora,

confundida por tu ausencia,
perdida en el luto del negro hollín del asfalto 
donde no puedo hallarte,
saludo tu piedra fría,
siente alivio mi desconsuelo si los traigo sobre un papel… ¡pintados!.




A mi querido Manuel Mingorance. Que un día tuvo la generosidad de otorgarme su amistad y confianza y un legado inmenso para la  Fundación Irene Megías contra la Meningitis con la que colaboré durante cuatro años.



20 marzo, 2017

Acerca de Amalie Leschamps, artista social




Amalie Leschamps salta al público cuando estudiaba creación literaria y guión de cine para contar historias de la vida. Porque siempre es ella la que las cuenta.
La que se presentaba a los premios de la revista AR y ganaba su 7ª y 8ª edición con el primer puesto, como la que montaba exposiciones en las galerías Paz Feliz y Caja Navarra para recaudar fondos a favor de investigar la meningitis en España. O la que con Publicitarios Implicados ganaba el premio "mejor anuncio de Marketing Social" con "Queremos llegar antes" en el Festival de Cine de Málaga, todo esto es ya historia, su historia.
https://www.youtube.com/watch?v=FfGn51amg7M,
https://www.facebook.com/amalieleschamps/

Desde hace muchos años el drama de la migración por motivos de guerra, persecución o asesinato por violencia de género, la desigualdad en el reparto de la riqueza, la falta de vacunas para atajar la meningitis, el dolor y sufrimiento de los niños indefensos y una larga lista,  no le son indiferentes.
Le hacen pensar, recapacitar, comprometerse, empatizar, intentar ser mejor persona, ayudar con lo que tiene, y a través del arte, crear obras.
Le lleva a formar conjuntamente con su socia María Ortega una asociación cultural sin ánimo de lucro "ID arte, mil formas que tocan la fibra"

Unas veces se sirve de la escritura como los testimonios de los valientes y marginados voluntarios españoles en Lesbos en colaboración con su amiga Nur Kas,  otras denunciando con una instalación de chalecos asesinos de la Isla de Lesbos "Grito Ahogado" exponiendo y haciendo que al menos el tiempo que dure la visita, se recapacite y se piense en ello. Se recuerde que existe y que debemos tomar partido en ello. No dejar que nos pase indiferente.

Participa en la acción "Furoshiki book" invitada por el colectivo Mujeres Dos Rombos http://mujeresdosrombos.blogspot.com.es/p/furosiki-book.html, 


Gana la Beca Mahou SanMiguel Innovación y Diseño con el proyecto Ecocoon 2015.
Crea mesas redondas "Cuando la comunicación toca la fibra" o presenta documental "53 MOONS" dentro de la programación de Punto Quebrado.



Con Punto Quebrado, las huellas del éxodo desde la creación del proyecto conjuntamente con Carmen Pallarés y María Ortega pudo estar en Málaga, en el Museo Jorge Rando (marzo-abril 2016) http://www.museojorgerando.org/ciclo/23/punto-quebrado-las-huellas-del-exodo.html
y posteriormente en Madrid, en el C.C. Casa de Vacas (septiembre2016)
http://www.arteshoy.com/?p=9611
https://www.facebook.com/idarteasoc/









Recogió muchas tarjetas que fueron entregadas en los campos de Refugiados en Grecia con los deseos de todos cuantos pasaron por el Retiro.








Otras veces participando en ACT OF MEMORY. CentroCentro Madrid. En el marco de la exposición de video-arte Lo Inconmensurable: una idea de Europa (Julio 2016) Declaración de los Derechos Humanos. http://www.centrocentro.org/centro/exposicion_ficha/193

Posteriormente su labor social como artista le llevó a presentarse a la convocatoria del concurso KAMANÍ con la obra "Empatía, Yo me, tú te, él se"que el Museo de América conjuntamente con el Ministerio de Cultura habían abierto, y tuvo el privilegio de ser una de los diez ganadores.

http://www.mecd.gob.es/museodeamerica/actividades2/Proyectos.html,
http://www.migrarescultura.es/historias/proyecto-kamani-amalie-leschamps/











Coordinadora de la Mesa de Cultura, Igualdad LGTBI del Distrito de Hortaleza. Fue Tesorera de Blanco, Negro, Magenta y continuando como socia en su actualidad. Sigue trabajando, creando proyectos culturales y componiendo obras pero siempre desde su visión de artista social. Crear para manifestar sus sentimientos es la mejor forma que tiene de expresarse. "Mis éxitos o mis fracasos no son míos", son de cada causa, como lo son también de Amalie Leschamps.

Anexo

Encarceladas (Ana Frank)
                                                       Comisaria Concha Mayordomo

Rostros del Olvido (Restituo)

                                                                 Fonseca (Salamanca)